964 228 138

La moderación es la languidez y la pereza del alma, así coma la ambición es su actividad y su ardor
La Rochefoucauld